fbpx

OKR: ‌¿qué ‌son y ‌cómo se implementan?

implementa OKRs en la empresas

La planificación es parte fundamental de toda empresa exitosa, y los OKRs son un marco que nos permite mejorar las proyecciones, las decisiones, la operatividad y, desde luego, los resultados.

Los OKRs son un sistema de establecimiento de metas a corto y largo plazo, que ayuda a las organizaciones a definir metas y objetivos y a medir el resultado.

Su utilidad consiste en que está diseñado para ayudar a las organizaciones a establecer objetivos de corto alcance y cumplirlos a través de una evaluación constante de resultados.

Definamos qué son los OKR

OKR es un acrónimo formado por las siglas de objective and key results: objetivos y resultados clave. Se trata de toda una filosofía empresarial creada alrededor de 1970. Se adjudica a John Doerr, un famoso inversor que ha intervenido en la creación y en el éxito de empresas como Intel, Amazon, Google y Twitter.

De hecho, Doerr implementó los OKRs como parte de la estrategia empresarial de estas empresas. En su libro Measure What Matters: How Google, Bono, and the Gates Foundation Rock the World with OKRs (2018) narra cómo el sistema objective and key results se ha convertido en una herramienta ideal para el crecimiento de organizaciones y de personas.

¿Cuál es la novedad de la fórmula OKR? John Doerr señala que es necesario que toda empresa establezca un objetivo (lo que quiero lograr) y unos resultados clave (cómo voy a lograrlo). A diferencia de la planificación tradicional, con los OKR se plantea una meta y, a la vez, una forma de medir el desempeño de la organización en su logro.

Este sistema ha sido particularmente valioso para las empresas del sector tecnológico, pero también es aplicable a todo tipo de PyME. Los OKR les permiten revisar la eficacia de sus procesos y decisiones mientras se enfocan en sus objetivos.

Y es que los objetivos y resultados clave permiten un mejor control y permiten las correcciones necesarias al observar más de cerca y en períodos breves, pues plantean el cumplimiento de sus metas en períodos de tres meses, como máximo.

¿Cuál es la diferencia entre KPI y OKR?

El KPI (key performance indicator) consiste en una serie de métricas para medir el desempeño de un proceso, un área o toda una empresa. Este indicador clave de resultados presenta la información sobre la eficacia y productividad de un negocio. A través de sus análisis, es posible determinar si se avanza en el camino correcto o si es necesario tomar nuevas decisiones para lograr los objetivos marcados.

Los KPI son indicadores que se nutren de tres variables: los objetivos de la empresa, el rendimiento de los involucrados en las tareas y la recopilación de datos. Su resultado es un diagnóstico sobre la salud del negocio.

Se considera que los OKR son una derivación de los KPI: mientras las key performance indicator se centran en medir el trabajo y los avances, los OKR se centran más en determinar el cumplimiento de metas a corto plazo. Las KPI evalúan el rendimiento y los OKR los resultados.

Creador de los OKRsImplementación de los OKRs en una empresa 

¿Cómo mejorar el cumplimiento de objetivos con este método en tu empresa?

Establece un objetivo ambicioso

Los OKRs reorganizan la actividad de una empresa concentrando su foco en un objetivo, uno sólo: la dirección de una empresa y la misión con la que todos sus integrantes deben comprometerse.

Valores

Este objetivo, si bien debe ser aspiracional, debe estar planteado de manera clara y sencilla. 

Por ejemplo:

  • Crecer hasta convertirse en el líder de tu nicho.
  • Aumentar el número de clientes fieles.
  • Mejorar el margen de beneficio sin aumentar el precio de venta.

Usa los key results

Un objetivo ambicioso tiene un problema: es difícil de auditar de manera precisa y objetiva. Los key results te proporcionan parámetros para determinar el avance de tu organización hacia ese objetivo ambicioso.

Con este fin, se establecen una serie de objetivos específicos: etapas menores en el camino hacia la gran meta.

En este punto es donde se involucran todos los niveles del personal de la empresa, pues cada área debe señalar los objetivos específicos que sumen para el total de la gran meta.

Tomemos el objetivo de crecer hasta convertirse en líder de su nicho. Este gran objetivo implica una optimización de todas las áreas funcionales de su negocio. Podrían plantearse objetivos clave a corto plazo como los siguientes:

  • Producción: Lanzar con éxito la versión 3 de nuestro producto principal.
  • Diseño: Apoyar a marketing y ventas con entregables de diseño
  • Marketing: Aclarar los mensajes de nuestro producto para el lanzamiento del nuevo producto.
  • Ventas: Mejorar la experiencia de compra.

Establece plazos de cumplimiento

Se fijan fechas para cada uno de los objetivos específicos (generalmente, tres meses), de manera que se establezca un sentimiento de urgencia y necesidad por cumplir cada una de estas etapas. Una estrategia adicional es tener a la vista el cronograma con cada una de las metas por cumplir, algo que crea un sentimiento de unidad. 

Por ejemplo: cuando una empresa rediseña su imagen corporativa online, con el objetivo de un reposicionamiento. Este diseño no sólo involucra al aspecto de la página en sí: también necesita de la intervención de todas las áreas operativas para mejorar cada uno de los servicios online: desde ventas hasta servicios al cliente, pasando por diseño y distribución. 

Revisa los resultados de forma constante

Supervisar y medir los resultados en el cumplimiento de las tareas clave es esencial para garantizar la consistencia del trabajo dentro del marco de los OKR.

El tiempo propuesto para esta medición es una semana: un período que permite la recogida de datos, la evaluación y la implementación de correcciones y ajustes (de ser necesarios). 

La idea de los OKR es que permiten integrar la evaluación de resultados como parte de tu cultura empresarial.

Empresas que usan OKrs

Conclusiones

Los OKRs son un método de seguimiento y evaluación de objetivos que ha dado gran resultado a empresas de la talla de Amazon y Google.

Consiste en establecer metas ambiciosas que implican un gran compromiso de todos los empleados de una empresa, pues significan avanzar hacia el futuro deseado.

Como no es sencillo medir el cumplimiento de una meta de estas dimensiones, su cumplimiento se divide en etapas preliminares definidas en resultados clave: objetivos específicos a corto plazo que se evalúan de manera intensa.

Esta medición de metas y desempeño crea una gran cohesión en los equipos de trabajo y permite introducir cambios y ajustes para lograr la gran meta planteada.

¿Quieres aprender a fijar los OKR adecuados para no desviarte del rumbo deseado? En Joe Moliner contamos con todas las herramientas y los profesionales necesarios para optimizar tu modelo de negocio.

Te puede interesar

¿Qué hacer ante una crisis en tu empresa?

La importancia de la digitalización empresarial

Aumenta tus ventas al ganar la confianza de tus clientes

Post relacionados

¿ESTÁS LISTO PARA LLEVAR TU EMPRESA

AL PRÓXIMO NIVEL?