Las 5 frustraciones más comunes de ser CEO y cómo superarlas

La frustaración que conlleva ser CEO

¿A quién no le gustaría ser CEO como Jeff Bezos, Richard Branson o Steve Jobs?

No cabe duda de que el CEO (Chief Executive Officer) se ha convertido en una de las posiciones más atractivas en el mundo empresarial. Sin embargo, hay ciertos aspectos de ser CEO que no son tan conocidos.

Es normal que se hable sobre la importancia de ser CEO: sus funciones principales, quiénes son los mejores o las ventajas de ser CEO. Sin embargo, un directivo también debe enfrentarse a momentos críticos y duros fracasos.

Para que puedas hacerte una idea de ello, hemos preparado una lista con las 5 frustraciones más comunes de ser CEO y cómo superarlas: desde sentir que se ha perdido el control del tiempo hasta temer que el negocio se haya estancado. 

Conócelas para superarlas y convertirte en el mejor CEO para tu empresa.

Ningún CEO está lejos de sentir estas frustraciones

Comenzaremos por decir que todo CEO ha pasado por estas cinco frustraciones. Quien diga que no, miente (o lleva muy poco tiempo en ese puesto). ¿Por qué creemos importante hablar de esto? Porque sentirte frustrado alguna vez no te hace un mal CEO. 

No importa cuántos años lleves siendo CEO, nunca estarás a salvo de la frustración; aprende a lidiar con ella. Hasta los CEO de más éxito han pasado (y siguen pasando) por ahí

¿Cuáles son los cinco detonantes de las frustraciones más comunes de ser CEO?

  1. Falta de control del tiempo

  2. No ganar los beneficios marcados

  3. Sentir que nadie piensa como tú

  4. Sentir que el negocio se está estancando

  5. Tener la certeza de que las cosas están fallando

Se trata de 5 situaciones o panoramas que, en ocasiones, son imposibles de evitar. La buena noticia es que es posible prepararse para cuando se presente cualquiera de estos detonadores. Revisemos cuáles son las características principales de cada situación.

Falta de control del tiempo

De un momento a otro, descubres que trabajas más tiempo del que quisieras. Que tu agenda no tiene un solo espacio vacío. Ser CEO puede implicar un horario de trabajo poco flexible y muy exigente. 

Ser CEO requiere administrar tu tiempo

Hasta la persona más organizada puede perder el control del tiempo cuando se enfrenta a cargas de trabajo excesivas. 

No ganar el suficiente beneficio

El margen de beneficio es un tema vital para tu empresa. Muchos CEO pierden el sueño por encontrar la estrategia perfecta para incrementar el margen de beneficio. El problema se agrava cuando por más que se incrementan las ventas, el margen de beneficio no aumenta en consecuencia.

El margen de beneficio está relacionado estrechamente con muchos factores, además del volumen de ventas. Nuestro artículo sobre el margen de beneficio ideal para tu negocio puede ser de gran ayuda para despejar algunas dudas. 

Sentir que nadie piensa como tú

Ser CEO implica tener acceso a mucha información exclusiva y, en consecuencia, a una visión más amplia de la situación. Esta nueva perspectiva favorece una postura mucho más objetiva con respecto a los asuntos de la empresa. ¿Cómo podría alguien frustrarse por esto?

Ser CEO puede implicar sentirse aislado

En realidad, la explicación es sencilla: al ser la única persona con una perspectiva tan amplia, difícilmente el resto de tu equipo podría pensar como tú. Simplemente, no tienen la información suficiente para hacerlo. En ocasiones, tus decisiones no serán del todo comprendidas por tu equipo.

Sentir que el negocio se ha estancado

Sentir que tu negocio se ha estancado puede obedecer a diferentes razones: 

  1. Tu negocio realmente se ha estancado. No ves crecimiento alguno.

  2. Tu negocio no avanza a la velocidad que esperas o habías proyectado.

  3. Tu negocio marcha bien: todo está en tu cabeza.

¿Quieres saber cómo impulsar tu negocio? Nuestro artículo acerca de la innovación empresarial y la creatividad te puede interesar.

Nada funciona en el negocio

A veces, no importa cuántas herramientas utilices, cuántos cursos hagas, cuántos cambios realices; a veces, simplemente, las cosas no marchan bien. Sin lugar a dudas, el fracaso empresarial es la peor pesadilla a la que se puede enfrentar un CEO

Pero, llegados a este punto, ¿todo está perdido? Lo más probable es que no, pero  el estrés y la frustración son algunos de los peores consejeros. La frustración puede nublar tu visión e impedirte ver con claridad el camino. Sigue leyendo y descubre cómo superar estos cinco detonadores de la frustración. 

Ser CEO y tener pensamientos así te convierte un líder normal

La diferencia entre un buen líder y los demás está en su forma de reaccionar ante la frustración. Todos los CEO de éxito han tenido que superar grandes crisis y se han fortalecido gracias a ellas. 

El camino libre de obstáculos hacia el éxito simplemente no existe.

Ser CEO implica una transformación personal. Deberás convertirte en el líder que tu empresa necesita, en la mejor versión de ti mismo. 

Superar las frustraciones

No se habla lo suficiente del tema, pero la frustración y el estrés pueden tener consecuencias muy graves para tu salud. Superar cualquier situación poco favorable para tu empresa y que comprometa tu desempeño como CEO es posible. Te presentamos nuestros 4 consejos más importantes:

  1. Unifica la visión de tu equipo: comienza por alinear los objetivos y la visión con los líderes de cada departamento y equipos de trabajo. Asegúrate de diseñar una estrategia de comunicación efectiva para que la información llegue a todos los empleados.
  2. Rodéate de las personas indicadas: elige personas que compartan tus valores y conviértelos en tu mano derecha. Es crucial contar con un equipo de trabajo en el que puedas confiar y que esté dispuesto a caminar a tu lado.
  3. Asegúrate de conocer los indicadores más importantes de toda empresa: margen de beneficio, punto de equilibrio, rentabilidad y reducción de costes, entre otros.
  4. Implementa una metodología de metas que ayude a medir el avance y los objetivos a tu empresa.
  5. Trabaja con un coach empresarial: en este artículo te decimos cómo elegir al que más te conviene. Un coach puede ayudarte a administrar mejor tu tiempo e identificar muchas áreas de oportunidad para ti y tu empresa.  

 

Conclusiones

Ser CEO se ha convertido en una de las posiciones más demandadas por muchos empresarios. 

A pesar de ser un rol tan importante en el crecimiento de las empresas, no está del todo libre de riesgos. 

Aprender a lidiar con la frustración se vuelve uno de los mayores retos de un CEO. 

Bill Gates, Steve Jobs, Jeff Bezos, grandes CEO de la historia, coinciden en un punto: la importancia de contar con un coach empresarial a su lado. 

Entre muchas otras razones, contar con un coach es una de las mejores estrategias para tu empresa. Te ayuda a lidiar, resolver y evitar la frustración y hacer crecer tu negocio. 

En Joe Moliner estamos listos para asesorarte. Contáctanos y descubre todo lo que podemos hacer juntos por tu empresa. 

Quizás te interese

Reduce gastos que pueden ayudarte a fortalecer el margen de beneficio de tu empresa

Cómo elegir el coach más adecuado para tu empresa

Estos son los 5 consejos de los empresarios más importantes de la historia

Post relacionados

¿ESTÁS LISTO PARA LLEVAR TU EMPRESA

AL PRÓXIMO NIVEL?